ENTREVISTA A EDITH JIMENEZ

marzo 8, 2012 § 6 comentarios

 

LOS INICIOS

¿Cómo  surgió tu interés por la plástica ?

Desde que “me siento”… Siempre me gustó:  Quería dibujar y pintar. Cuando niña, el mejor regalo que me podían hacer era un juego de acuarelas. Pintaba las cosas que veía sin ningún conocimiento, sin buscar nada en particular, por el simple gusto de hacerlo…La pintura era como un juego.

Recuerdo que cuando me enfermaba y me quedaba en la cama, lo primero que hacia mi mama era acercarme una mesita  con  elementos para pintar y dibujar; Eso me mantenía entretenida y tranquila.

Yo iba a  la Escuela Normal, en Independencia Nacional  y general Díaz…Creo que ahora  no funciona mas ahí… En el colegio, dibujo era parte del programa. En lo artístico, no recuerdo que hayan dado clases muy dirigidas, era mas bien dibujo libre.

¿Tu aprendizaje con Bestard?…

Cuando empecé a estudiar con Bestard (allá por  1942 0 43)  le llevé unos  dibujos que yo había hecho a partir de ilustraciones.  El me dijo: “Esto no tiene ningún valor”. Y no tenían ningún  valor , en su opinión, porque él insistía en que no había que copiar, así sin más,  sino reinterpretar y  crear.

En la primera  clase, puso un tintero  delante mío y  me dijo, para probar que podía hacer: “Trate de dibujar esto”…No me dijo nada más, ni cómo tenia que hacerlo ni nada….. Pero enseguida me puso otro objeto más complicado, una silla con una figura de yeso grande y un papel y la dibuje también…Para mi era “pan comido”..Y luego con carbonilla….pero no conocía la carbonilla  –siempre dibuje a lápiz—y en la clase teníamos que dibujar con  carbonilla y hacer el claroscuro y otros ejercicios. Luego de algunos dibujos,  me dijo Bestard: “Señorita, no se deje usted nunca de esto”

En ese entonces yo era ya una señorita, …No me acuerdo bien el año en que empecé…Debo  tenerlo anotado por ahí.

¡Me causa gracia cuando recuerdo algunas cosas!… Porque se dice y repite que  el profesor Bestard era académico!…Y lo perseguían bastante por eso …Pero cuando íbamos a visitarlo y nos mostraba la pintura que  hacia, era otra cosa: Esas pinturas pequeñas…También tenia otros mas grandes,  que resultaban muy avanzados para la época.

De los pequeños cuadros, tenia una caja llena y siempre nos pedía –a Bravard, que también era alumna y a mi—que eligiéramos algunas, pero yo no  me animaba. Era un señor con limitaciones económicas y no me animaba. Su hermano, el médico,  lo ayudó  mucho, tanto aquí como cuando estaba  en París, donde paso hambre, incluso.

Allí aprendí que el color tiene que construir las distancias, ordenar las formas  y destacar lo que se quiere destacar; No había que dar la misma atención a elementos menos importantes de la composición.

¿Esa importancia que le daba al color era mayor que  la que daba al dibujo?

A pesar de que era exigente con el dibujo, éste se usaba más bien  para soltar la mano, porque luego, teníamos que armar nuestras propias composiciones. 

Luego me dijo que  probara  otro tema, y  arme una composición con frutas y un botellón muy hermoso  que luego se rompió …. todavía me acuerdo…Bueno, me dijo que tenia sentido del color, que yo era colorista, pintora,  más que dibujante.  En eso casi no tuvo necesidad de enseñarme, ni siquiera decirme esos son los colores básicos, porque era el sentimiento  el que me guiaba. Lo que me hizo notar Bestard fue que la pintura no era la representación exacta de los objetos;  de lo que veíamos. A mi, que casi siempre hacia muy  rápidamente los ejercicios, no me insistía  mucho en los detalles ni en la figuración…. ¡Por eso te da risa cuando le tratan de anticuado a el y a su enseñanza!…

Al taller de Bestard asistían también, Bravard (Montserrat y Alicia),  Fiorello Botti, bueno, el ya era alumno de antes, y también  Soler (hijo).

Al que lamento no haberlo conocido (y estudiado con el) fue a(Juan Anselmo) Samudio.

EL ATENEO PARAGUAYO

Íbamos bastante al Ateneo; recuerdo que había una pieza, hacia atrás del local viejo (ahora  hay un edificio allí-presidente Franco)  que tenia una ventana que miraba al río. Se veía la catedral y  la bahía y nosotros pintábamos eso…Quizás fue una de los primeros cuadros  de ese tema que  pinté. 

¿Recordás las exposiciones de esa época en el Ateneo?

Algunas. En cierta ocasión Bestard presentó una obra: Era un cuadro diferente, moderno, un desnudo  grande.

Yo recién  empezada a pintar. En esa ocasión  se acercó y me dijo: “Esto no le va a gustar a la gente”. Después de eso, no le vi más  presentar cosas así, obras atrevidas para el medio. Seguramente que a su vuelta de París tuvo algunas dificultades.

Cuando empecé a asistir a las exposiciones, yo  era una chiquilina. Mi hermana mayor me llevaba  a las muestras.  Y una vez hubo una exposición   de Delgado Rodas, Bestard y todos los conocidos de la época. Me encantó. Allí  pensé que me gustaría ser también una pintora de mi país, aunque  no  conocía de pintura  ni los  conocía a ellos.

Bestard y  Julián de la Herrería, crearon el salón de primavera. Allí se exponía de todo, lo de la época, claro.

Me iba siempre a las muestras y al Ateneo a pintar, porque no tenia taller en mi casa y las clases eran sólo dos veces por semana. ¡Vos sabes que se llenaban las tres piezas del Ateneo!… Mucha asistencia.

Bestard después  enseñó en el Centro Paraguayo Americano, también, porque vivía de su pintura y de la enseñanza.  En ese entonces no había mucha clientela y vender un cuadro era todo un acontecimiento

¿Como se veía  entonces que una mujer se dedicara al arte?

La verdad es que ni pensé en eso;  yo hacia nomás lo mío, pintaba, que era lo que me gustaba hacer… Para mi pintar  era una  actividad, te diría, instintiva …

¿Que repercusiones tenían esas muestras del Ateneo?

Creo que  el  salón estaba entre las principales muestras de Asunción, no se si había otra de ese tipo.

Después vino al ateneo Ofelia Echagüe Vera, para enseñar pintura.  El Ateneo en esa época reunía a los intelectuales de Asunción: Max Boettner  (creo que fue director)  amante de la música. El profesor de piano y composición era Juan Carlos Moreno González (uno de ellos, había dos)  Morosoli, el otro, que era italiano.

¿Que podrías  contarnos de tus primeras muestras?

La primera individual fue la del 52, en el Centro Cultural Paraguayo Americano. Después de la muerte de mi padre fuimos con la familia a Areguá a vivir  un año entero y fue allí que pinté los cuadros de esa exposición.

Yo me ocupé de todo,  del catálogo ( escribieron Josefina Pla, y Bestard) de colgar mis cuadros…Los cuadros que presente eran paisajes casi todos, pero había otras cosas:  medio cubistas, muy empastadas. Presenté  también retratos.  Había también uno  de  naranjas, con un paño azul y un canasto,  que compro un embajador de Chile. Tenía que vender y tuve esa suerte. Se vendieron algunos cuadros, no muchos. Pero luego se fueron vendiendo  todos, con el tiempo.

Participé también en  una  exposición  que montó Bestard, de pintores de su generación y en la que llevó obras mías a Posadas(R.A), no se porqué.  Recibí una distinción en esa exposición. Después,  en la galería Muá se empezó exhibir  y vender mis cuadros. Recuerdo que Gato Chase también tenia cuadros y una suerte de galería  en la florería.

 

II BIENAL DE SAO PAULO[1].

Había un grupo que iba a asistir, pero poco se sabia de eso, porque no se publicó entonces mayor información… Entre otros de del grupo que preparaba la asistencia estaban Laterza (Parodi), Josefina (Plá) , Olga (Blinder), Lilì (del Mónico)…La lista luego fue ampliada y resultó al final  una selección algo variada; Olga, Holden Jara, Bestard, Laterza y otros…Hubo cierto revuelo.

 

ARTE NUEVO[2]

Para la muestra de la calle Palma de  1954 hice una cosa medio moderna. Luego pinté otra cosa  encima de esa obra, creo…. Sin embargo a Bestard le gusto. En ese momento, deformando un poco, haciendo un adefesio, haciendo cosas feas,  se creía que se era  moderno….Pintaba  también por entonces cosas medio cubistas, en realidad  estaba experimentando todavía y había mucha combinación de elementos; algunas figurativas, otras  más tirando a lo abstracto…Todo eso casi se esfumó de mi memoria…Para mi eso era como  un juego….

¿Qué contactos mantenías con Arte Nuevo?

Conocía a  algunas personas que estaban allí. Cuando se iba a  crear Olga me visito (creo que fue en el  53) y me dijo: “Queremos formar un grupo reducido de artistas y te vengo a invitar a que seas  co-fundadora”. En el grupo estaban  Josefina (Plá),Olga (Blinder) Torne Gavaldá,, Lilì del Mònico,  Laterza Parodi… Básicamente ese era el grupo. Y ellos resolvieron hacer la exposición en la calle Palma.

¿Porqué en la calle?

No se…Quizás no había espacio suficiente en los centros culturales. Pero en esos centros ya expuso  antes obra similar. Aunque  no había galerías como hoy, sólo algunos salones no muy grandes.

EL INSTITUTO CULTURAL PARAGUAY BRASIL.

Allí dictó  Livio el cursillo de grabado, en el 56.  Lothe (Schultz) trabajaba en esa institución y con ella y  Herman hicimos una exposición,  que buscamos tuviera continuidad.  Tengo entendido que presenté allí las primeras “lavanderas”. Lothe, en particular, me ayudo; ella era muy activa.

En ese salón, se anunciaron dos premios, uno de escultura—fue para Herman, entiendo– y otro de pintura, que otorgaron a mis cuadros; Tengo hasta ahora guardada  una medalla.

¿Que recordás del  cursillo de Livio de grabado del 1956?

 Livio atrajo mucha  gente con ese curso. A partir de ahí, y mientras duró mi beca en Brasil -del 58 al 60-, él le pidió  a Maria Adela, Lotte y Olga  que sigan con el taller -en su ausencia-, y ellas  tienen el mérito de haber  mantenido abierto el taller,  de haber sostenido ese espacio que nunca se cerró desde su fundación  en el 1956 hasta ahora.

A mi vuelta definitiva del Brasil, a finales de 1960,  encontré muchos trabajos de alumnos  todavía realizados  con una manera de grabar que no empleaba siempre la herramienta en forma adecuada…Eso fue cambiando con el tiempo. A mi vuelta enseñé la  concepción del grabado según la aprendí en el Brasil con Livio.

 

TALLERES EN SAO PAULO.

¿Como fue que  viajaste a Sao Paulo ?

A  iniciativa del gobierno Brasileño y de la Misión Cultural…En realidad, al viajar a Sao Paulo para el curso, nunca pensé  que iba a terminar haciendo grabado…Asistí porque me invitaron nomás.

 

Asististe primero a la Escuela de Artesanato del Museo de Arte Moderno, y luego al Taller de Grabado, donde enseñaba también María Bonomi…

Estuve en los dos talleres. A mi llegada,  fui directamente a la Escuela de Artesanato del Museo de Arte Moderno de Sao Paulo. Livio me mostró los trabajos de los alumnos, que estaban muy avanzados.  De modo que yo, que provenía de un medio casi sin grabado, tuve que  trabajar muchísimo para poder alcanzar el nivel  del taller. ¡En ese primer año gasté una cantidad enorme de papel y material de matrices en los ejercicios que realizaba en casa y en el taller!. Por suerte, al terminar el año pude equipararme y exponer incluso con los otros alumnos .En el tercer año se fundó el Estudio de Grabado, con Livio y María Bonomi.

 

¿Tu relación con María Bonomi?

Ella fue  mi profesora,  una grabadora ya  reconocida en ese momento.  Estaba en permanente contacto con ella, por ser profesora y por la gran amistad común que  nos unía a través de  Livio.

ORIENTACIONES

¿La enseñanza era de xilografía solamente?

Livio enseñaba grabado en madera,  pero en el Estudio de Grabado,  metal  enseñaba Maria Bonomi hice varios de estos grabados. Por ahí  tengo algunos trabajos de ese momento .Pero la enseñanza era básicamente de xilografía. Los alumnos debían aprender el lenguaje del medio, las distintas posibilidades de cada herramienta.

 

En esos trabajos, el uso de la herramienta aparece  muy gestual…

Livio insistía mucho en esto, que el lenguaje del grabado era el  de las distintas herramientas. Eso   diferenciaba el grabado “antiguo” —que se hacia como ilustración o reproducción de obras, con cuchillos u otras herramientas—del grabado moderno, en donde cada utensilio tiene sus propias posibilidades  expresivas, ya que pueden obtenerse resultados totalmente distintos al emplear una u otra  gubia.

En cualquier obra ciertas formas se pueden solucionar con recursos de otros medios, con pincel y tinta china, por ejemplo; Mientras que el surco, la incisión de las gubias y otras herramientas son propias de lenguaje del grabado moderno.

Ocurre  que Livio creo toda una escuela de grabado basada en esos principios. Vos vas a ver que siempre hay algo que une a todos los que se formaron con el. Sus alumnos desarrollaron luego, en general,  su propio lenguaje ¿O es que  recordás a alguien  que haya realizado imágenes similares a las de Livio?…Yo no lo recuerdo: Ni aquí ni en el Brasil.

Pienso que su obra más expresiva, mas fuerte, es la que realizo en el Paraguay, sin olvidar las series anteriores, claro. Pero aquí además, desarrollo mas síntesis en sus formas, de allí que me parezca esta obra local  de Livio sumamente interesante… 

 

¿Por qué no continuaste con el grabado en metal?

No sé…Siempre me pareció algo complicado.  Además, como soy muy espontánea al grabar, quizás la técnica no se adecué tan bien a mi forma de trabajar. Litografía no hice; Se presta más al dibujo y yo no soy dibujante, me considero básicamente colorista.

 

La obra de Bonomi  pareció orientarse posteriormente  a la xilografía…

Conozco más su grabado en madera. Livio también hizo grabado en metal, no obstante y bastante litografía. La litografía iba muy bien con sus habilidades de dibujante…La técnica se adecuaba a esa sensibilidad y facilidad que tenía para el dibujo. El mismo decía que era más dibujante que grabador….Recuerdo que cuando alguien le pedía  que le enseñe a dibujar, él decía: “no puedo enseñarle a ser dibujante; algunas técnicas a lo mejor usted podría aprender, pero  dibujante se nace…..”  Quizás Goeldi y Livio –él mismo siendo un gran maestro– siempre pusieron mucho énfasis en el componente personal, en el interés personal del alumno por aprender.

¿Cuántas horas al día duraba  el curso?

El horario  era flexible. Las clases empezaban a  la tardecita y se extendían hasta tarde…A veces regresaba a casa hacia la media noche… Recuerdo yo me alojaba en Ipiranga y  tenía que hacer dos trasbordos para llegar allí. Fue Lourdes de Fracchia, cuya tía era una religiosa directora de un instituto en Sao Paulo, la que me consiguió el alojamiento por el primer año de estadía en el Brasil.

¿El curso era sólo práctico, de taller?

También había clases de historia del arte. Tome el curso un año, con el profesor Pfeiffer. Incluso rendí el examen correspondiente al final del curso,  pero lastimosamente, eso fue solo por un año.

REFERENCIAS.

¿De que corrientes artísticas se hablaba en el taller?…¿Cuales eran los autores mas nombrados?…¿Tenia mucha influencia la abstracción geométrica,  el Concretismo, en el grabado hacia el 60?

Se mencionaba a Enrique do Amaral, a Marcello Grassmann, que  era joven, pero ya bastante conocido–aunque el hacia grabado  metal… De entre los que frecuentaban el taller recuerdo a algunos:  A Sambico, durante el primer año, porque  luego el se mudo a Río de Janeiro. Luego estaba Gullar, una de las tres hermanas, que hacia artes plásticas y literatura también,  guardo un libro que me regaló…El grupo del taller era numeroso, y es difícil recordar bien. También se mencionaba a  Oswald,  pero él pertenecía a otra generación; nunca lo conocí personalmente.

Se comentaba bastante el trabajo de  Volpi, que tendía a geometrizar  las superficies y planos  en sus obras. Pero en  nuestro taller, entiendo  que esa geometrización   no era tan fuerte…

Segall, también grabador…¿Tomaste contacto con sus obras?

Sus grabados no los llegué  a conocer. En esa época estaba  muy concentrada en mi propio trabajo.  Me interesaba sí, la pintura de Lasar Segall. Siempre que podía, trataba de acercarme a sus obras… En un momento dado, comente a Livio acerca de cursos con Segall y el me dijo –más en broma que  en serio : “E para  è que vocè precisa de outro profesor?…” 

Algunos de tus  grabados  en Sao Paulo fueron  más bien abstractos…

En el grabado en blanco y negro de aquel tiempo, primero hice  figurativo.  El paisaje, particularmente, siempre me interesó mucho. Camila Serqueira Cèsar—también alumna del taller—me llevó cierta vez  a una estancia en el interior  que pertenecía, según recuerdo, a la familia  Mesquita (Alfredo era el director de O Estado de Sao Paulo y compró varios grabados míos) La hacienda era un lugar muy hermoso. Incluso asistí a misa en la capilla de la estancia. Ese paisaje me llamó  mucho la atención y como  tenia siempre mi cuaderno de notas conmigo, hice muchos bocetos.

Fue a  partir de esos dibujos que realicé mis primeros grabados, aquellos  en los cuales planteaba  composiciones más complejas  y no ya  simples ejercicios de herramienta.

Volviendo a los grabados de ese periodo: Las obras  evidenciaban claramente  el recorrido  de la gubia. Tus preocupaciones apuntaban a la abstracción?

A la abstracción …O la síntesis, más bien….En ese momento buscaba resultados a partir de los tonos y del uso de la herramienta.

 Luego de esa serie, pasé a otros aspectos: en los grabados en blanco y negro me interesaba la armonía, los distintos tonos, del negro pleno al blanco, pasando por los grises intermedios, es decir, los tonos que se podían conseguir usando las distintas herramientas, ya que cada una da su textura particular.

¿Aparte del taller, que otras actividades realizabas en Sao Paulo?

Tenia buenos amigos. Con la citada  Camila Serqueira César, salíamos mucho  en Sao Paulo, íbamos al teatro, a conciertos. Había excelentes grupos a cuyos recitales  asistíamos en  la Sociedad de Cultura Artística de Sao Paulo…La música siempre me gustó mucho.

LAS MATRICES MULTIPLES Y EL COLOR.

¿Como fue que empezaste con las matrices múltiples?

Casi por casualidad, podría decirse. Fue hacia el 70.  Un día tome unas formas y las empleé como matrices para imprimir en color.

Posteriormente utilicé varios  materiales como matriz, como el acrílico. La serie Viento, de las primeras series a color,   casi toda está impresa así.

 Empleaba las matrices  muy poco grabadas atendiendo más bien a la forma de cada una ellas. Pero siempre había algo de textura. El lenguaje del grabado, del xilográfico, me parece que tiene que tener textura, para no confundirse con una serigrafía .Esa misma serie “Viento” tiene unas maderitas con textura.

El color aparece en tu obra a partir de la experiencia previa de tu pintura?

Ya había trabajado el color antes…Siempre fui colorista. Tanto así que desde que empecé a emplear  color en el grabado, nunca más imprimí en blanco y negro, con excepción de algunas ilustraciones o grabados pequeños.

En la serie Puzzle aparece  más claramente el color y la textura…Te cuento algo, los que hacían grabado en color, imprimían sucesivamente la matrices, una por cada color…Era bastante complicado, porque se busca siempre la coincidencia, que no ”pase la raya” cada impresión. Yo,  como era ‘perezosa’, ¿Que me iba a estar preocupando  tanto?..Porque perder tiempo?……Entonces me dije: ¡Que pase nomás el color, que se mezcle!… Y a partir de allí  me dediqué  a probar con  matrices múltiples para estampar a color y encontré  interesante sacar partido de la superposición. Lo que para algunos era un ‘defecto (el ‘pasarse de la raya’ e  imprimir  un color fuera del área marcada en el registro y superponerse con otro) me permitió ampliar la cantidad de colores en cada  grabado. De esta manera  a partir de  tres impresiones podía obtener siete colores diferentes, a más de la vibración y el efecto de transparencia que da este procedimiento. En Puzzle y otras series usé mucho este recurso. Creo que aquí, esto sólo se hace en nuestro taller de grabado.

 

 SOBRE ALGUNAS SERIES.

Puzzle.

“Puzzle hice para la bienal  de Sao Paulo del 71. En las berenjenas aparece ya—insinuada en los cabos—la textura. Pero el tema apareció antes.  Cuando pintaba empleaba siempre elementos similares, una gran cantidad de frutas y objetos que representaba  en mis pinturas. Recuerdo una obra, realizada antes de  esta serie, hacia 1965—que está  ahora en el Museo del Barro…Era  un lienzo  bastante grande, en donde aparecían  solo tres berenjenas  ante  un fondo  abstracto.

Puzzle me permitió experimentar bastante con transparencias e impresiones múltiples a color.

Esta serie, al año siguiente, en el 72 fue a Brasilia, porque  me invitaron a formar parte del grupo de grabadores cuya obra estaría representadas en el acervo del senado .La sede del senado estaba en terminación. Uno de los arquitectos encargados , era el arquitecto Raúl Spinzi, paraguayo, que nos conocía a mi y a Livio,  ya  cuando el volvió de Francia.  Fue al taller de grabado y vio lo que yo hacia. El me había mencionado en Brasilia y además, también me conocían en el Brasil por mi participación en las bienales.  A Livio también lo invitaron, pero estuvo un poco reticente de participar porque no compartía ciertos criterios de los funcionarios…Creo que termino no entregando sus obras, aunque ahora ya debe haber, de seguro.

Es que Livio tenia unas ideas bastante marcadas y bastante firmes. Una vez, luego de volver de un viaje a Sao Paulo me comento: ‘Iba por la avenida paulista cuando veo un enorme letrero que anunciaba una muestra de mis obras…Te figuras!..No me avisaron nada!…Allí estaba yo, en el anuncio,  como si se tratase de una marca de cigarrillos!’. Yo le dije : No es para tanto don Livio; Recuerde que usted ya no se pertenece, pertenece a la humanidad”

 

Alquimistas[3]

“Las flores y las frutas, esos objetos, mismo cuando empecé a pintar, eran un tema que me atraían… son excusas, pero siempre me gustaron…Las naranjas, chirimoyas, o cosas de otro tipo; botellas, vasos. En una composición muy abstracta, a veces resulta interesante aparezca un elemento reconocible.

La serie fue llamada así por José Antonio (Pratts) Si mis grabados tienen nombre,  él es el padrino de todos los títulos. Fue el quien presentó mi trabajo en Sao Paulo y realizó el montaje de los mismos.

La serie se termino en poco tiempo; Creo que en 15 o 20 días ya estaban los grabado (eran 15). En esa época no estaba esta parte de la casa y aquí tenia yo mi taller;  Imprimía casi siempre  a mano”

 

 Grabados Recientes.

“En las exposiciones de Michèle Malingue (1988) y la de Fabrica (1992) me parece haber logrado lo que yo estaba buscando: Combinar el color con la textura, no como pintura, sino como grabado. Sobre todo en la última de estas exposiciones, la de Fábrica, trabajé para conseguir ese efecto; Que tenga textura y color también, porque la textura funciona más fuerte en el blanco y negro…

Lo que no quería que me suceda con el color era que parecieran simples estampas, o serigrafías, quería hacer xilografía a color… Lo que más siento es que Livio no haya podido ver esos trabajos…”_______________________

 Lorenzo Zucolillo, Asunción, 2001. 

 

CRONOLOGÍA (*)


1918

Nace en Asunción del Paraguay, hija del Dr. Eulogio Jiménez y doña Silvia González.

Desde niña muestra gran afición por la pintura  y el dibujo.

1943.

Inicia estudios de pintura con el maestro Jaime Bestard, quien la alienta en la búsqueda de la propia expresión y al impulsa a trabajar libremente, lejos de todo academicismo.

Asiste a curso del Ateneo Paraguayo.

1946

Participa del I Salón de Otoño del Ateneo Paraguayo y obtiene el 3er premio.

Obtiene una Mención de Honor de la Liga Paraguaya Pro-Derechos de la Mujer.

1947

Obtiene el segundo premio, Medalla de Plata,  del II Salón de Otoño.

1949

Obtiene el Premio Adquisición, Medalla de Oro, del 5to. Salón de Artes Plásticas, Posadas, Argentina.

 

1952

Realiza su primera individual de pintura en la galera Agustín Barrios del Centro Cultura paraguayo americano.

1953

Representante del país , en pintura, ante la II bienal de Sao Paulo.

1954

Participa de la muestra organizada por el grupo Arte Nuevo en las vitrinas de la calle Palmas de Asunción.

1955

Participa en numerosas muestras colectivas en Asunción, Buenos Aires,  Caracas, Montevideo y en ciudades del interior del Paraguay.

Premio Único de Pintura, Primeras Olimpiadas Artísticas del Paraguay.

Premio Único de Pintura, Medalla de Oro, VII Salón de Primavera.

1956

Participa del curso breve de grabado dictado por Livio Abramo, en la Misión Cultural Brasileña de Asunción.

1957

Primer Premio de grabado, concurso de Bellas Artes sobre grabado de tema  religioso, Asunción.

1958

Recibe una bolsa de estudios del gobierno del Brasil para estudiar grabado de Sao Paulo, en la Escuela de Artesanato del Museo de Arte Moderno, bajo la dirección de Livio Abramo. Y posteriormente, en el Estudio de Grabado,  junto con el citado artista y Maria Bonomi.  La beca se extiende de uno a tres años.

1959

Expone en Sao Paulo (Galería Da Folha)  y Asunción.

1960

Obtiene el premio especial en el  Primer Certamen Latinoamericano de Xilografía,  en Buenos Aires.

Se hace cargo del taller de grabado de la Misión Cultural Brasileña

junto al maestro Livio Abramo.

Expone en Asunción  xilograbados—predominante abstractos–,  en el salón Carlos Antonio López (muestra organizada por la Misión Cultural Brasileña y Amigos del Arte)

1961

Expone en la IV bienal de Sao Paulo recibiendo  Mención de Honor y Plaqueta de Plata.

Expone en la IV bienal internacional de Tokio, Japón.

Segunda exposición de xilografías en la galería Da Folha, Sao Paulo.

Exposición Colectiva del Estudio de Grabado (Galería San Luis) Sao Paulo.

Se funda el Taller de Arte Infantil. MCB, Asuncion.

 

1963.

Expone en la VII bienal de Sao Paulo,  en donde obtiene por segunda vez  Mención de Honor y plaqueta de plata (Previamente, el jurado paraguayo  redujo el número de obras de la autora a ser enviadas a Sao Paulo. Las obras rechazadas luego fueron premiadas en Chile)

Exposición xilografías. Misión Cultural Brasileña, Asunción.

Muestra colectiva Arte Actual en América y España. Madrid.

Mención de Honor. Primera bienal Americana del grabado. Santiago, Chile.

 

1964

Inicia su experiencia con la pintura abstracta. Con este género, precisamente, obtiene el premio Kennedy instituido por el Centro Cultural Paraguayo Americano.

Taller de Arte Infantil, a cargo de la autora.

IV bienal de Tokio, Japón.

1965

Expone en la VIII bienal de Sao Paulo.

Participa en la fundación del Museo de Arte Moderno de Asunción.

Recibe una invitación del departamento de estado para visitar los Estados Unidos.

Muestra del Grabado Latinoamericano, galería Yegri, New York.

Primera muestra del patrimonio del Museo de Arte Moderno de Asunción, Centro Cultural Paraguayo Americano.

Expone en la muestra Cinco Pintores Paraguayos, galería Saber Vivir, Buenos Aires

Fundación Museo de Arte Moderno (cofundadora) Asunción.

1966

Exposición anual  del grabado latinoamericano, galería Yegri, New York.

Muestra Unión Panamericana, Washington D.C. Usa.

Muestra Retrospectiva, Centro Cultural Paraguayo Americano.

Muestra colectiva colección Braniff.

1967

Expone en la IX bienal de Sao Paulo.

Realiza muestras colectivas e individuales en Buenos Aires, New York, Asunción, Dallas y Washington.

Expone en la colección Braniff Internacional.

Expone en la Universidad de Texas, EEUU

Expone en la Biblioteca Nacional de Paris, en otros ciudades de Europa y  Estados Unidos.

XIII Exposición Anual del Grabado Latinoamericano,  galería Yegri, New York

1968

Exposición de grabados en la Misión Cultural Brasileña, en el marco de la “Jornada  en Concepción”. Concepción. Paraguay. (expone serie de “La Madera”—algunos a color)

Primera Bienal Internacional del Grabado, Buenos Aires.

1969

Participa en la muestra 500 Grabados Contemporáneos, Biblioteca Nacional, Paris.

1970

Muestra individual  en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro (primeras series a color)

Expone previamente las obras en la misión cultural brasileña.

Participa de la muestra colectiva en la American Color Prints Society, New Jersey, EUA.

Participa en la muestra internacional de xilografía contemporánea, en Capri, Italia.

Exposición  de objetos, galería Muà, Asunción.

El Museo de Arte Moderno de New York adquiere obra de la autora.

1971

Expone la serie Puzzle en la XI bienal de Sao Paulo. Obtiene Medalla de Oro.

Mostra Internazionale della xilografía contemporánea. Chalet delle Rose, Bologna, Italia.

1972

participa en la Muestra Internacional de Xilografía de Madrid.

Es invitada a integrar el grupo de artistas cuyas obras forman parte de la pinacoteca del Senado Federal de Brasilia, que adquiere 28 obras suyas.

Mostra Internazionale della Xilografía Contemporánea. Faenza, Italia.

Expone en el Museo de arte Moderno de Rio de Janeiro.

1973

Realiza exposiciones individuales en Sao Paulo, Brasilia y Asunción (series a color)

interviene en el tiraje 2000 ejemplares realizado por el Grupo de Grabadores de Sao Paulo (Nugrasp) para una edición  del club de la Estampa.

1974

Participa en la bienal del Grabado de San Juan de Puerto Rico

1975

Recibe el Premio Internacional de la XIII bienal de Sao Paulo –decisión unánime del jurado– por su serie Alquimistas.

Obtiene Mención Especial, Plaqueta de Oro y Plaqueta de Plata en el Encuentro del Grabado de la cuenca del plata.

1976

Realiza exposiciones de grabado y pintura en la galería Artesanos, Asunción.

1977

Expone en la V exposición de la Asociación de Arte de Toyonaka, Japón.

Expone grabados en la galería Graphus de Sao Paulo

Presenta pinturas en la galería Artesanos, Asunción.

Expone en  la Sala de los Premiados, en la bienal de Sao Paulo.

1978

Participa de la muestra Grabado en el Paraguay, en San  José de costa rica.

Participa en la muestra Imágenes y Mensajes de Latinoamérica, en Ville Parisis, Francia.

Realiza exposición de galería Artesanos, Asunción.

1979

Expone en la Primera Trienal del Grabado en Buenos Aires.

Expone en la Sala de los Premiados en la XV Bienal de Sao Paulo

Expone en la galería Artesanos.

1980

Expone, junto al grupo arte nuevo en la galería Agustín Barrios,  del Centro Cultural Paraguayo Americano.

Participa  en la muestra Artistas Paraguayos,  organizada por el gobierno del estado de Sao Paulo en el museo de la casa brasileña  de esa ciudad.

Participa en la muestra Gráfica Paraguaya organizada por la OEA en Washington .

Participa en la muertas colectiva de tarjetas de navidad organizada por la galería Casa Taller. Asunción

1981

Participa en la exposición de la Sala del Paraguay,  en la fundación Cultural  Curitiba, Brasil

Realiza una exposición de grabados en la galería Casa Taller, Asunción.

Participa en la exposición 25 Años del Grabado,  en el Centro de estudios  Brasileños, Asunción.

1984

Expone en el  Grand Palais de Paris, en una muestra  organizada  por la Societè des Artistes Francais, Francia

Participa en la exposición  Artistas Paraguayos en el Club Centenario, Asunción.

1986

Participa en la bienal de Cali, Colombia.

Participa en la bienal de San Juan de Puerto Rico.

Participa  en la muestra colectiva Naturaleza Muerta  en la galería Magíster, Asunción.

Realiza muestra individual de pintura en la galería Artesanos, Asunción.

Presenta la exposición Edith Jiménez. Estudiante, en la galería Fabrica, Asunción.

1987

Expone en “El Viejo Galpón” y Siddartha, San Bernardino, Paraguay.

1988

Expone en Dachau, Alemania.

Realiza una importante muestra de grabados abstractos en la galería Michèle Malingue, Asunción.

1989

Presenta una muestra de oleos en la galería Artesanos.

Expone en Magíster, Asunción, en muestra  colectiva

1990

Presenta “La nueva Pintura de Edith Jiménez”  en Michèle Malingue.

1991

Oleos abstractos, Artesanos, Asunción.

1992

Oleos y acuarelas en Pequeña Galería, Asunción.

exposición  “Grabados Recientes”,  galería Fabrica, Asunción.

1995

Exposición  galería Fábrica, Asunción.

1997

Recibe del gobierno del Brasil la condecoración Orden de Río Branco.

1998

Oleos en Pequeña Galería. Asunción.

1999.

Cien obras de Edith Jiménez. Galería Fabrica. Asunción.

2001.

Edith Jiménez: Obra Gráfica. (Muestra Retrospectiva 1956-2001)  Galería Livio Abramo de la Embajada del Brasil en Asunción.

2004.

Fallece en Asunción, Paraguay.

 

Poseen obra suya:

El Museo  de Arte Moderno de New York.

El Museo de la Estampa de Buenos Aires.

El Museo de Maldonado,  Uruguay

El Museo de Arte de San Juan, Puerto Rico

La biblioteca  Nacional de Paris

El Senado Federal de Brasilia

El Smith College Museum, USA.

La colección Braniff internacional

El museo Arte Moderno de Asunción

El museo de Arte Contemporáneo de Asunción.

y numerosos coleccionistas del Paraguay y el extranjero.

(*) Se ha tomado como base  la cronología del   catálogo de la muestra de pinturas de Edith Jiménez – Pequeña Galería, octubre, 1998- la cual se ha actualizado y ampliado)


[1] En 1953, Paraguay participa por primera vez en la recientemente creada –1951– Bienal Internacional de Sao Paulo.

[2] Grupo que reunía artistas de Asunción. En 1954 realizan la Semana del Arte Moderno y exponen las obras en las vidrieras de casas comerciales del centro de la ciudad.

[3] En 1975, en ocasión de la XIII bienal de Sao Paulo, Edith Jiménez obtiene el Premio Internacional con esta serie de estampas a color.

Anuncios

§ 6 respuestas a ENTREVISTA A EDITH JIMENEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ENTREVISTA A EDITH JIMENEZ en Lorenzo Zuccolillo.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: